domingo, 28 de septiembre de 2014

TOA - Domingo 26 - Llamados a la vida - Mt 21,28-32


Lecturas Bíblicas en lenguaje Latinoamericano / 26º domingo de tiempo ordinario / A

*Ezequiel 18,25-28:
Cuando el malvado se convierte de su maldad, salva su vida
Así dice el Señor:
"Comentan: "No es justo el proceder del Señor."
Escucha, casa de Israel: ¿es injusto mi proceder?,
¿o no es su proceder el que es injusto?
Cuando el justo se aparta de su justicia,
comete la maldad y muere, muere por la maldad que cometió.
Y cuando el malvado se convierte de la maldad que hizo
y practica el derecho y la justicia, él mismo salva su vida.
Si recapacita y se convierte de los delitos cometidos,
ciertamente vivirá y no morirá."


Salmo responsorial 24: R/.  Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna.
Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas:
haz que camine con lealtad;
enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador,
y todo el día te estoy esperando.
R/.  Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna.
Recuerda, Señor, que tu ternura y tu misericordia son eternas;
no te acuerdes de los pecados ni de las maldades de mi juventud;
acuérdate de mí con misericordia, por tu bondad, Señor.
R/.  Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna.
El Señor es bueno y es recto,
y enseña el camino a los pecadores;
hace caminar a los humildes con rectitud,
enseña su camino a los humildes.
R/.  Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna.


Filipenses 2,1-11: Tengan entre ustedes los sentimientos propios de Cristo Jesús
Hermanos: Si quieren darme el consuelo de Cristo y aliviarme con su amor,
si nos une el mismo Espíritu y tienen entrañas compasivas, denme esta gran alegría: manténganse unánimes y concordes con un mismo amor y un mismo sentir.
No obren por rivalidad ni por ostentación, déjense guiar por la humildad
y consideren siempre superiores a los demás.
No se encierren en sus intereses, sino busquen todo el interés de los demás.
Tengan entre ustedes los sentimientos propios de Cristo Jesús.

[Él, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios;
al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo,
pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera,
se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz.
Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el "Nombre-sobre-todo-nombre";
de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra,
en el abismo, y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.]

Mateo 21,28-32: Recapacitó y fue
En aquel tiempo,
dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:
"¿Qué les parece? Un hombre tenía dos hijos.
Se acerco al primero y le dijo: "Hijo, ve hoy a trabajar en la viña.
" Él le contestó: "No quiero."
Pero después recapacitó y fue.
Se acercó al segundo y le dijo lo mismo.
Él le contestó: "Voy, señor." Pero no fue.
¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?" Contestaron: "El primero."
Jesús les dijo: "Les aseguro que los publicanos y las prostitutas
les llevan la delantera en el camino del reino de Dios.
Porque vino Juan a ustedes
enseñándoles el camino de la justicia, y no le creyeron;
en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron.
Y, aun después de ver esto, ustedes no recapacitaron ni le creyeron."


Reflexión del 26º domingo de tiempo ordinario, A
Santa Teresa de Liseaux

Ez 18,25-28: Cuando el malvado se convierte de su maldad, salva su vida
Salmo responsorial 24: Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna
Flp 2,1-11: Tengan entre ustedes los sentimientos propios de Cristo Jesús
Mt 21,28-32: Recapacitó y fue

Luego de la primera deportación en el año 597 a.e.c. la situación era muy difícil, los líderes del pueblo fueron llevados a tierras extranjeras y vivían en condiciones muy precarias. Nuevamente, Israel vive entre intrigas y conspiraciones, Jerusalén se vivía una situación muy volátil. En medio de la difícil situación frente al peligro de la nueva invasion babilonia, el profeta Ezequiel denuncia esas maldades y tuvo razón. La nueva invasion del 587 a.e.c. fue más gravosa y cruel debido en parte a la manipulación del patriotismo Judío, falta de discernimiento, y el oportunismo de sus nuevos lideres que los puso a merced de la nueva y devastadora potencia Babilonia. Ezequiel llama a la cordura y buen juicio en esa confusa y oscura situación, pero muy pocos hacen caso; menos las autoridades del Templo con su falsa consciencia religiosa y los altos funcionarios de la corte. Ellos se sentían propietarios de la salvación y actuaban más allá del ‘bien y del mal’. A quienes en nombre del bien de la patria cometían crímenes e injusticias, Ezequiel pide humildad, honestidad y servir al pueblo con justicia porque las injusticias contradicen la base jurídica y ética de la alianza de Yahvé con su pueblo. Llamarse justo, mientras comenten maldades es un engaño inútil. El bien consiste en el respeto del derecho y en la práctica de la justicia.

Pablo reflexiona con agudeza sobre esa realidad en su comunidad cristiana. Aún con sus buenas intenciones, los creyentes están más expuestos a la falsa conciencia religiosa que los hace considerarse superiores a los demás o definitivamente salvados. Lo único que determina lo auténtico de las prácticas cristianas son las ‘entrañas de misericordia’, el amor incondicional por las personas excluidas y víctimas de la opresión y la miseria. Para Pablo, los cristianos no deben examiner sus actos solo a la luz de criterios piadosos, sino a la luz de la práctica de Jesús que actuó siempre con entrañas de misericordia. Pablo propone las pautas de discernimiento que  permiten evaluar nuestras prácticas diarias a la luz del amor misericordioso y del servicio solidario.

En la parábola que hoy,
Jesús denuncia esa falsa conciencia religiosa.
La viña es la realidad del mundo con trabajo arduo y urgente.
Allí envía el Padre a sus dos hijos que responden de manera ambigua. Sólo el compromiso del que inicialmente se negó
a trabajar nos ayuda a descubrir quién actúo con coherencia.
Jesús denuncia a esos dirigentes y a todos los que
públicamente se compromete a servir al Señor,
pero son incapaces de obrar de acuerdo con sus palabras.
Aquellos que aunque parecen negarse al servicio,
terminan dando lo mejor de sí en la transformación de la viña.
José Martí, gran precursor de la independencia de Cuba, decía:
«Hay momentos, en los que la única manera de decir es hacer».

La parábola de Jesús muestra que los considerados pecadores por el aparato religioso, en realidad eran los únicos atentos a la voz de Dios.
Su conversión era una señal profética para atraer a todos al camino del bien; pero cada sistema religioso organiza sus valores en escalas jerárquicas donde importa más la posición que la propia conciencia. La conversión no es solemne proclama o largos ejercicios piadosos, es respuesta discernida al llamado urgente a la justicia. Con sus palabras, Jesús toca la sensibilidad religiosa de sus paisanos que se sentían auténticos seguidores de Yavé e inigualables hombres de fe, ubicados muy lejos del testimonio de “esas”  gentes consideradas una asquerosa lacra social: las prostitutas y los publicanos. Jesús ridiculiza las valoraciones del sistema religioso.
Muestra con los hechos
que ni siquiera la presencia de un profeta tan grande como Juan Bautista pudo transformar las conciencias estancadas y estériles de los que se consideran salvados solo por el alto cargo que ejercen en el aparato religioso.  Los que se sienten salvados,
son incapaces de cambiar su manera de pensar y abrirse a la acción de Dios.
Pecan con su falsa conciencia religiosa al  considerarse salvados por sus propios méritos y no por la gracia de Dios.


Oración

ODios misericordioso y tierno,
Tú nos muestras en todas las grandes religiones
la necesidad de la coherencia de las palabras y los hechos;
Danos fuerza para purificar nuestros corazones y fortalecer nuestra voluntad.
Que tu palabra entre en nuestras vidas
para ayudarnos 
a cumplir nuestras promesas. 
Que podamos actuar con la afinidad entre el decir y el hacer,
tal y como lo hizo y nos enseñó a hacer Jesús, nuestro hermano mayor,
Él que vive y te ama siempre. ¡Amén!


________________________________________________
Tengan los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús.
Cristo, siendo Dios
no consideró que debía aferrarse
a las prerrogativas de su condición divina,
sino que, por el contrario, se anonadó a sí mismo,
tomando la condición de siervo,
y se hizo semejante a los hombres.
Así, hecho uno de ellos, se humilló a sí mismo
y por obediencia aceptó incluso la muerte,
y una muerte de cruz.

Por eso Dios lo exaltó sobre todas las cosas
y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre,
para que, al nombre de Jesús, todos doblen la rodilla
en el cielo, en la tierra y en los abismos,
y todos reconozcan públicamente 

que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.


Notas: 
1. Ezequiel es a la vez el nombre del profeta del siglo VI aC y el título del libro que registra su predicación. El nombre de Ezequiel (Hb. Yekhezqe'l) significa "Dios fortalece" o "Que Dios fortalezca,". Este es un nombre apropiado para un profeta llamado a proclamar un mensaje inflexible de juicio y más tarde un mensaje de una restauración por el amor de Dios, no de Israel. Ezequiel vivió su carrera profética en la comunidad de judíos exiliados en Babilonia. Pertenecía a la clase sacerdotal y se casó, pero es dudoso que haya tenido hijos. 

_______________________________________________
Santa Teresa del Niño Jesús, virgen y doctora de la Iglesia

Therese Martin (1873-1897) de Lisieux, Normandía, era una monja carmelita, popularmente conocida como "La pequeña flor" o como "Santa Teresita de Lisieux". Ingresó en las Carmelitas Descalzas en 1888 a la edad de 15 años, uniéndose a sus dos hermanas mayores en esa comunidad enclaustrada. Después de algunos años como asistente de maestra novicia, y después de haber luchado con la noche oscura de la fe, murió de tuberculosis, con tan solo 24 años. Su autobiografía espiritual La historia del alma apareció poco después de su muerte y tuvo un impacto inmediato bajo el título "El pequeño  Camino". Debido a su intensa oración por los misioneros, fue declarada co-patrona de las misiones en 1927, y en 1997 fue declarada Doctora de la Iglesia. Sus padres fueron canonizados como santos por el Papa Francisco, en octubre de 2015.